El bisabuelo del Tyrannosarus Rex

trexUn equipo de paleontólogos ha encontrado cerca de la ciudad de Jiayuguan, en el norte de China, restos fósiles de un antepasado del Tyrannosaurus Rex, que podría ser el eslabón perdido entre el gran dinosaurio y los ejemplares mucho más pequeños que se encuentran en el principio de su cadena evolutiva.

Los autores del descubrimiento, que publican su hallazgo en la revista Proceedings B de la Royal Society, bautizaron este ejemplar hasta ahora desconocido como Xiongguanlong baimoensis y sitúan su existencia a partir de la mitad del periodo Cretácico, hace aproximadamente unos 105 millones de años. Los fósiles encontrados muestran rasgos tempranos de ciertas características que se hicieron pronunciadas en el Tyrannosaurus Rex, como un cráneo cuadrado, una sien reforzada para sostener los grandes músculos de la mandíbula, unos dientes incisivos fuertes y una columna vertebral sólida capaz de sostener una cabeza de grandes dimensiones. Pero también revela un hocico alargado y fino, que difiere de la parte frontal de la cabeza de su pariente más voluminoso.

Los científicos consideran que un Xiongguanlong baimoensis medía 1,5 metros a la altura de la cadera y que pesaba unos 279 kilos, frente a los 4 metros de altura y las cinco toneladas de peso de un T. Rex.

Artículos relacionados · Predator X, el terror de los mares jurásicos (Ciencia&Natura)
· Caminando entre colosos (Reportaje)
· Los tiranosaurios eran unos "cabezas huecas" (Vídeo)

Etiquetas: dinosaurios

Continúa leyendo

COMENTARIOS

También te puede interesar