El bicho que llevaba a sus bebés como cometas

Un fósil hallado en Inglaterra revela una estrategia de cría inédita en el mundo animal.

Aquilonifer spinosus vivió hace 430 millones de años, en el periodo Silúrico, y su aspecto recuerda a una gamba de largas antenas. Si bien no está emparentado con ningún animal vivo de hoy, probablemente pertenece al mismo grupo que los insectos, crustáceos y ciempiés. Tenía un centímetro de longitud y era ciego, según se desprende del análisis y la reconstrucción virtual en 3D de un extraño fósil desenterrado en Herefordshire (Inglaterra). 

Aunque fue otro detalle de su anatomía lo que ha dejado perplejos a los investigadores que están examinando la criatura, de las universidades de Oxford, Yale, Leicester y el Imperial College de Londres: Aquilonifer spinosus llevaba a sus crías, en distintas fases de desarrollo, atadas de un filamento, como si fueran cometas. En la reconstrucción del fósil se distinguen diez “cápsulas-cuna” conectadas a la parte posterior del ejemplar adulto, una estrategia de cría que no se había observado hasta el momento en el mundo animal. 

“Los modernos crustáceos han desarrollado múltiples técnicas para proteger a sus huevos y embriones de los depredadores: los pegan a sus extremidades, los guardan bajo el caparazón o los encierran en una bolsa especial hasta que crecen y pueden valerse por ellos mismos. Pero este ejemplo es único”, ha explicado Derek Briggs, profesor de Geología y Geofísica de la Universidad de Yale. Probablemente, conjetura Briggs, la técnica no tuvo el suficiente éxito evolutivo y Aquilonifer spinosus se extinguió. 

Los expertos también consideraron otras hipótesis, como que los acompañantes fueran parásitos. Sin embargo, su disposición no parece la más apropiada para alimentarse de la presunta víctima, dotada de un exoesqueleto. 

Etiquetas: animalescienciaevoluciónfósiles

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar