El arca de Noé de las semillas

El arca de Noé de las semillasLa tercera parte de la biodiversidad de los cultivos se ha perdido durante el último siglo. Para evitar que el resto de las plantas que consumimos siga el mismo camino, en la fría isla noruega de Svalbard han creado un banco de semillas subterráneo donde ya se almacenan muestras procedentes de todo el mundo.

A más de 150 metros por debajo del permafrost, el túnel de entrada a la cámara de semillas está diseñado para soportar explosiones y terremotos. Además, un sistema automatizado proporciona una gran seguridad para restringir eficazmente la entrada al personal autorizado. Tantas precauciones se explican si tenemos en cuenta los daños y la destrucción sufridos anteriormente por algunos bancos nacionales de semillas. Los de Afganistán e Irak, por ejemplo, fueron destruidos por saqueadores interesados en los contenedores plásticos en los que se guardaban las semillas. Y en Filipinas, un tifón atravesó el muro de un banco de semillas y destruyó muchas de las muestras.

El nuevo banco de Svalbard, que fue inaugurado hace dos semanas, no sólo conservará especies que pueden perderse debido al previsible aumento de la temperatura mundial, sino que también facilitará el estudio de la genética de los cultivos.

Continúa leyendo

COMENTARIOS

También te puede interesar