El apretón de manos sirve para oler a tu interlocutor

Mucho se ha especulado sobre el apretón de manos, gesto documentado en los jeroglíficos egipcios hace más de 5.000 años: que si es una pista fiable para averiguar si tu interlocutor es apocado o tiene un carácter firme, que si antiguamente servía para dejar de manifiesto que no llevabas armas en la mano… Ahora, un estudio publicado en la revista eLife, realizado por científicos del Instituto Weizmann (Israel), sugiere que cuando nos estrechamos las manos, en realidad estamos recogiendo muestras moleculares del aroma que emite la otra persona.

 

El experimento, grabado en vídeo, fue verdaderamente curioso. Los especialistas reunieron a 280 personas y les conminaron a que se saludasen, algunos con apretón y otros no. En primer lugar, el análisis de las grabaciones reveló que, aunque no seamos conscientes de ello, nos olisqueamos constantemente las manos: los voluntarios se las llevaban a la nariz un 22% del tiempo.

 

Pero, además, quienes habían practicado el apretón con alguien del mismo sexo se tocaban más veces la cara con la mano derecha. Como los sujetos del estudio llevaban un catéter nasal, los científicos luego comprobaron que el flujo de aire se duplicaba cuando se acercaban esa mano al rostro. O sea, que, efectivamente, se olisqueaban.

 

“Nuestro experimento pone de relieve que estrechar la mano es una manera de buscar señales químicas socialmente significativas de nuestros semejantes”, ha explicado Noam Sobel, profesor del Instituto Weizmann. Lo mismo hacen otros mamíferos, aunque de una forma más directa. De hecho, los científicos israelíes también analizaron los guantes que llevaban algunos de los voluntarios y detectaron que había restos de ácido palmítico y escualeno, sustancias que desempeñan un papel importante en el intercambio de señales sociales entre perros y ratas.

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar