Efecto en cascada en África

Efecto en cascada en África¿Qué pasaría en África si la población de grandes mamíferos hervíboros se redujera? Que no sólo pagarían las consecuencias las jirafas y los elefantes, sino también las plantas de las que se alimentan, e incluso las hormigas.

Un equipo de científicos estadounidenses ha demostrado la enorme fragilidad de los ecosistemas africanos estudiando las acacias, unos árboles muy comunes en las regiones tropicales, subsaharianas y en la sabana. Estas especies están dotadas de espinas gruesas que dan cobijo a miles de individuos de tres especies de hormigas chupadoras.

Los insectos y las acacias se benefician mutuamente de esta convivencia. Por un lado, además de obtener refugio, las hormigas se alimentan del néctar producido por las hojas del árbol. Por otra parte, las hormigas constituyen una defensa contra los mamíferos herbívoros como las jirafas, que intentan alimentarse de estos árboles.

Entonces, ¿qué ocurriría si desapareciesen las jirafas y los elefantes? Al contrario de lo que cabría pensar, tendría secuelas negativas tanto para las plantas como para sus inquilinos. Según publica hoy el zoólogo Todd Palmer en un artículo que ocupa la portada de Science, "cuando los árboles protegidos no están amenazados, sus protectores, las hormigas, bajan la guardia, se debilitan también porque se alimentan menos y hacen que la acacia produzca menos néctar, lo que disminuye su vitalidad".

Continúa leyendo

COMENTARIOS

También te puede interesar