Diseñan un modelo para calcular la radiación solar de Marte

Varias misiones espaciales se preparan para llegar a Marte en los próximos años.

Entre ellas figura el proyecto MetNet, que pretende instalar estaciones de observación en la superficie marciana y medir la radiación solar, que es un factor esencial a tener en cuenta a la hora de colonizar el planeta rojo. Para ello, MetNet contará con un modelo capaz de calcular esta radiación diseñado por un equipo internacional de científicos en el que participa la Universidad Complutense de Madrid.

 

Para poner seres humanos en Marte hay que superar varios obstáculos. Uno de los más importantes es la potente radiación solar que cae sobre el planeta rojo, ya que allí la concentración de ozono es muy escasa y no puede absorber los rayos como hace en la Tierra, donde el ozono sirve de protección. Para solventar este problema, un grupo internacional de científicos entre los que se cuentan algunos de la Universidad Complutense de Madrid (UCM) han creado un modelo capaz de calcular los flujos de radiación ultravioleta que llegan a la superficie de Marte en distintas regiones del espectro solar. 

 

La investigación forma parte de la misión MetNet (Meteorogical Network), cuyo objetivo es instalar estaciones de observación en el planeta rojo para estudiar su atmósfera. El instrumental científico incluye un sensor, MetSIS, para calcular la radiación solar en la superficie del planeta en varias bandas, hasta 1.100 nanómetros.

 

Según Álvaro Vicente-Retortillo, investigador del departamento de Física de la Tierra, Astronomía y Astrofísica II de la UCM y coautor del estudio, publicado en Journal of Space Weather and Space Climate, este modelo servirá para aumentar el retorno científico de misiones futuras y sus resultados pueden ayudar mucho la preparación para la exploración humana de Marte.

 

Su acción permite simular la radiación que incide sobre la superficie de Marte en distintas regiones del espectro solar bajo diferentes escenarios, definidos por la composición de la atmósfera, la latitud y el instante del día y del año. Las simulaciones resultan muy útiles en diferentes fases de la misión, por ejemplo, antes del lanzamiento. 

 

La investigación, en la que también participan el Instituto de Matemática Interdisciplinar de la UCM y la Universidad de Michigan (EEUU), muestra resultados para regiones en la banda de latitudes entre 30º Sur y 30º Norte, donde se encuentran los sitios de aterrizaje inicialmente seleccionados para la misión MetNet. 

 

Respecto a las condiciones atmosféricas, la investigación se ha centrado en diferentes concentraciones de partículas de polvo, abarcando desde la ausencia total a la máxima opacidad medida por la misión Opportunity en sus primeros cinco años de mediciones. Las partículas de polvo tienen un gran impacto en los procesos de dispersión y absorción de la radiación solar en la atmósfera marciana, lo que influye en que, en Marte, la tonalidad del cielo sea amarillenta y rojiza durante el día y de color azulado con la puesta de Sol, justo al revés que en la Tierra

Etiquetas: MarteTierra

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar