Devuelven la memoria a ratones con amnesia

¿Es posible devolver la memoria a las personas que la han perdido a causa de la amnesia o incluso, yendo más lejos, a pacientes con la enfermedad de Alzheimer? Estas posibilidades eran del todo improbables, hasta ahora. Un equipo de científicos liderado por el premio Nobel Susumu Tonegawa ha conseguido avanzar en este objetivo logrando con éxito devolver los recuerdos perdidos por la amnesia a un grupo de ratones de laboratorio.

 

En el experimento, mediante la optogenética, una técnica nacida de la genómica y la óptica que permite activar y desactivar mediante luz diversos grupos de neuronas para así estudiarlas, los científicos indujeron una amnesia experimental a un grupo de ratones (mediante anisomicina) para poder comprobar si los recuerdos desaparecen o permanecen ocultos en nuestro cerebro. Ya se había conseguido anteriormente para borrar recuerdos, así que, ¿por qué no para recuperarlos?

 

Así, los ratones fueron expuestos a una situación que les provocó miedo (marcando genéticamente las neuronas responsables para permitir su visualización y reactivación). Más tarde, consiguieron que olvidaran tan mala experiencia. Luego, lograron que los ratones volvieran a recordar la situación que les produjo temor, confirmando que los recuerdos no se pierden, sino que aquellos fragmentos de memoria olvidados pueden recuperarse mediante la activación de “engramas” de la memoria, cambios bioquímicos y estructurales que son claves en la formación de un recuerdo en los circuitos neuronales. Estos cambios son los que determinan y modifican su “fuerza”, para permitirnos, o no, recordar.

 

“Nuestra conclusión es que en la amnesia retrógrada, los recuerdos del pasado no pueden ser borrados, sino que simplemente podrían estar inaccesibles. Estos resultados proporcionan una impactante visión de la naturaleza fugaz de los recuerdos, y estimularán la investigación futura sobre la biología de la memoria y su restauración en la práctica clínica”, explica Tonegawa.

 

La investigación ha sido publicada en la revista Science.

Etiquetas: cerebroneurociencianeuronasoptogenética

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar