Devastadores cambios en el Ártico

El ecosistema Ártico y los organismos que habitan en él se están viendo seriamente afectados por el cambio climático. Es la conclusión a la que han llegado el biólogo Eric Post y sus colegas tras revisar todos los datos reunidos durante el Cuarto Año Polar Internacional. Según revelan en un estudio que publica hoy la revista Science, las especies más afectadas son las gaviotas, las morsas, diversos tipos de focas, los narvales y los osos polares. En concreto, la investigación indica que los osos polares y cierto tipo de focas que dan a luz en cuevas bajo la nieve pierden a muchas de sus crías cuando esas cavidades se derrumban debido a las prematuras lluvias de primavera. Esas especies, advierte Post, podrían estar condenadas a la extinción.

Por otra parte, la investigación señala que algunas especies que habitan zonas más templadas están avanzando hacia el norte donde las temperaturas se han hecho más cálidas. Es el caso de los zorros rojos que han desplazado a los zorros árticos de territorios que eran más fríos, y las polillas invernales que han arrasado grandes extensiones de abedules y otras especies vegetales, lo que afecta al hábitat, incluyendo la actividad microbiana.

Por si esto fuera poco, en los últimos 20 a 30 años, la capa estacional de hielo en el Ártico se ha reducido en 45.000 kilómetros cuadrados por año. También se ha reducido de manera creciente la capa de nieve, que ha comenzado a derretirse y desaparecer mucho antes de lo normal. Y si en los últimos 150 años la tierra ha experimentado un incremento de 0.4 grados centígrados, la temperatura ha ascendido dos o tres veces más en el mismo periodo en el Ártico. "Donde quiera que uno mire, en tierra firme, en el aire o en el agua, estamos viendo las señales de un rápido cambio", señala Post, que advierte que "el Ártico, como lo conocemos, muy pronto podría ser una cosa del pasado".

artico2

El buey almizclero (Ovibos moschatus) es una de las especies en peligro de extinción en el Ártico.

 

artico2

Animado por el alza de las temperaturas, el zorro rojo está desplazando al zorro ártico de su hábitat natural.

 

artico2El caso del caribú migratorio de Groenlandia es un claro ejemplo de los efectos perniciosos del calentamiento del Ártico. Este animal no ha sido capaz de adaptar su época de parto a los cambios en el ritmo de crecimiento de las plantas de las que se alimenta. artico2

Los investigadores están preocupados. "Es difícil predecir qué puede pasar si se cumplen los pronósticos y las temperaturas suben 6 grados más durante este siglo", se lamentan.

 

Continúa leyendo

COMENTARIOS

También te puede interesar