Detectan un posible rastro de destrucción de materia oscura

La señal se extiende a lo largo de miles de años luz en el centro de la Vía Láctea

Nos encontramos en una época vital en el campo de la astrofísica donde los nuevos descubrimientos no paran de sucederse y nuestro conocimiento del universo ampliándose. Uno de los misterios más llamativos lo conforma la materia de la que está compuesta en su mayoría el universo (es cinco veces más abundante que la materia ordinaria) y que no puede ser observada directamente: la materia oscura.

 

La comprensión de esta materia de naturaleza desconocida es un objetivo primordial en la astrofísica moderna. Ahora, un grupo de científicos del Centro de astrofísica Harvard-Smithsonian (EE.UU.) afirma haber identificado un rastro de aniquilación de materia oscura, lo que evidencia que si es posible la destrucción de materia oscura, la gama de opciones para averiguar su origen se reduciría considerablemente.

 

Al no emitir radiación alguna, su detección es más compleja pero en esta tesitura de “firma” de un proceso de aniquilación de partículas de materia oscura, encontramos unas serias candidatas: las partículas masivas de interacción débil o WIMPS (Weakly Interacting Massive Particles).

 

 

¿Cómo han detectado este rastro?

 

Los científicos examinaron al detalle la distribución de las emisiones de rayos gamma dentro de la Vía Láctea, concretamente las que proceden de su zona central, a unos 25.000 años luz de la Tierra y que cuenta con la mayor densidad de materia de toda la galaxia. La destrucción de materia oscura provocaría una enorme cantidad de radiación gamma, que sí sería detectable. Y así ha sido. Los expertos encontraron un rastro “anómalo” de rayos gamma en esta región que se extendía a lo largo de centenares de años luz.

 

Para confirmar que no se trataba de otra fuente de rayos gamma, esto es, para descartar confusiones, los investigadores revisaron absolutamente todas las observaciones de rayos gamma publicadas hasta la fecha, empleando innovadores métodos de reducción de datos con objeto de concretar lo más posible la localización de estas fuentes de emisión de rayos gamma. Los astrofísicos demostraron que la firma de rayos gamma no coincide con los púlsares, pero sí con los modelos teóricos de aniquilación de materia oscura.

 

¿Habemus materia oscura?

 

El hallazgo ha sido publicado en la revista Physics of the Dark Universe.

 

Etiquetas: astronomíamateria oscura

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar