Detectan radiación en leche y espinacas cerca de Fukushima

espinacas

 

Restos radiactivos han sido detectados en el agua potable de un pueblo de Fukushima (noreste de Japón) y en espinacas de la vecina provincia de Ibaraki. El Ministerio de Sanidad nipón ha pedido a los habitantes del pueblo de Litate, en Fukushima, que no beban agua del grifo al detectar un nivel de yodo tres veces mayor al normal, si bien afirma que no entraña riesgos para la salud de momento. Por otra parte, en la ciudad de Hitachi, en la vecina provincia de Ibaraki, se han localizado espinacas con un nivel de yodo 27 veces mayor del límite de seguridad marcado por las autoridades, de acuerdo con la agencia Kyodo. En esas espinacas se encontró también cesio, otro material radiactivo, en niveles superiores a lo permitido.

Además, se ha detectado yodo en leche de Fukushima, por lo que se ha paralizado la venta de leche fresca procedente de esa provincia, donde se encuentra la planta nuclear con dificultades para enfriar sus reactores desde el seísmo de 9 grados del día 11 de marzo.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha advertido de que la detección de contaminación radiactiva en los alimentos procedentes de las zonas más afectadas por la actual emergencia nuclear de Japón supone un problema "más grave de lo que se esperaba". Pese a que las autoridades japonesas han asegurado que no reviste problemas para la salud, la detección de radiación en vegetales, áridos, leche y agua ha afectado a los mercados de alimentos regionales.

 

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar