Detectan antiguos ríos en una planicie de Marte

Por fin hay evidencias geológicas: en el pasado las condiciones de Marte permitieron que fluyera agua por su superficie.

Marte

Un reciente trabajo ha identificado más de 17.000 km de antiguos ríos en una planicie de Marte denominada Arabia Terra. En este estudio, realizado por científicos de la University College London y la Open University del Reino Unido y publicado en la revista científica Geology, se han examinado más de mil imágenes de alta resolución (6 metros por pixel) procedentes del orbitador de la NASA Mars Reconnaissance, que han revelado la existencia de canales y valles no observados previamente en esta región. Sus resultados se añaden a las múltiples evidencias que parecen indicar que en el pasado, la temperatura del planeta era lo suficientemente alta como para que fluyera agua líquida por su superficie modelando el paisaje.

Modelos climáticos realizados en esta zona ya habían predicho lluvia en Arabia Terra pero hasta ahora no existía evidencia geológica, por lo que muchos científicos consideraban que Marte era un planeta helado cubierto por glaciares. "La observación de estos sistemas fluviales apoya esa idea y sugiere que planeta fue una vez cálido y húmedo, un ambiente mucho más favorable para la vida", explica Joel Davis, principal autor del estudio.

Las estructuras observadas por este estudio se denominan "canales invertidos" y están formados por arena y grava. Estos materiales se depositan en los fondos de los ríos cuando éstos están activos. Conforme el río se seca gradualmente, el material a su alrededor se va erosionando mientras los canales permanecen como relieves positivos. En el caso de los canales de Arabia Terra estas estructuras tienen una altura aproximada de 30 metros y hasta 2 km de ancho.

Estas estructuras no son exclusivas de Marte, en la Tierra también se pueden observar en ambientes desérticos como sucede en Oman, Egipto o Utah, aunque en la mayoría de las ocasiones la erosión se lleva por delante estas estructuras antes de que puedan llegar a ser consideradas canales invertidos.

El trabajo concluye que Arabia Terra podría haber sido una gigantesca planicie de inundación en el límite con las tierras altas y su clima húmedo y cálido podría haber albergado vida, por lo tanto es de gran interés científico. "De hecho, uno de los lugares considerados para misión de la Agencia Espacial Europea ExoMars Rover que será enviada al planeta rojo en 2020, es uno de estos canales invertidos, Aram Dorsum", comenta el Dr. Matthew Balme, profesor en la Open University y coautor del estudio.

El siguiente paso de estos investigadores será estudiar estos canales invertidos en gran detalle, usando imágenes de alta resolución de la cámara de la Mars Reconnaissance Orbiter de la NASA.

Etiquetas: Marteastronomíaviajes espaciales

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar