Desvelan el origen de los homínidos de la Sima de los Huesos

La secuenciación del ADN nuclear ha dado la clave.

El ADN puede cambiarlo todo. Gracias al análisis del ADN nuclear (o molécula de la vida) de los restos de más de 400.000 años de antigüedad hallados en la Sima de los Huesos en Atapuerca (España) los científicos han conseguido resolver el gran misterio acerca del origen de estos 28 individuos: los homínidos de Atapuerca pertenecieron al linaje evolutivo de los neandertales.

 

Estos homínidos, que vivieron cerca de la Sima de los Huesos hace unos 430.000 años, tenían una estatura parecida a la nuestra, aunque con cuerpos más robustos y anchos. Como el ADN mitocondrial los asociaba a los denisovanos (Homo denisova) y sus huesos se relacionaban con los neandertales (Homo neanderthalensis), su origen exacto era un enigma. Hasta ahora.

 

Primero, un equipo de científicos logró secuenciar en 2013 el genoma mitocondrial (heredado de la madre) casi completo de un fémur humano que mostraba que los homínidos de Sima de los Huesos estaban relacionados evolutivamente con los denisovanos. Desde entonces, los expertos han trabajado para secuenciar el ADN nuclear (heredado tanto de la madre como del padre), de los fósiles hallados en la cueva.

 

Las innovadoras tecnologías de secuenciación del genoma en el Instituto Max Planck de Antropología Evolutiva de Leipzig (Alemania) han permitido secuenciar finalmente el ADN nuclear en un segundo fémur y en un incisivo. Los resultados corroboran que estos homínidos fueron en realidad neandertales primitivos.

 

“Hemos esperado muchos años hasta que las técnicas paleogenéticas han avanzado lo suficiente como para que se produzca este pequeño milagro. Excavamos con el máximo cuidado y enorme lentitud para no contaminar los fósiles con nuestro propio ADN”, explica a SINC Juan Luis Arsuaga, director científico del Museo de la Evolución Humana de Burgos y coautor del trabajo.

 

El estudio ha sido publicado en la revista Nature.

 

Etiquetas: Atapuercacienciaevoluciónevolución humananeandertalpaleontología

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar