Descubren un organismo que no ha evolucionado en más de 2.000 millones años

Un equipo internacional de científicos ha descubierto la mayor ausencia de evolución nunca vista. Se trata de un tipo de microorganismo que vive en alta mar y que parece no haber evolucionado a lo largo de más de 2.000 millones de años. ¿Choca este descubrimiento con la teoría de la evolución de Charles Darwin?

 

Los expertos examinaron las bacterias de azufre en las rocas de las aguas costeras de Australia Occidental, pequeños microorganismo que no pueden verse a simple vista y que tienen 1.800 millones de años. Gracias al empleo de última tecnología, encontraron que las nuevas bacterias -halladas en la costa de Chile- eran exactamente iguales a las bacterias de azufre modernas pero con la salvedad de que las recién descubiertas tenían 2.300 millones de años (se remontan, por tanto, a la Gran Oxidación de la Tierra).

 

Parece increíble que la vida no haya evolucionado desde hace más de dos mil millones años-casi la mitad de la historia de la Tierra. Teniendo en cuenta que la evolución es un hecho, esta falta de evolución hay que explicarla”, afirma William Schopf, líder del estudio que recoge la revista Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS).

 

Los escritos de Darwin sobre la evolución se centran mucho más en las especies que cambian con el tiempo pero entonces, ¿cómo puede explicar la ciencia una especie que vive para siempre y sin evolucionar?

 

La clave de la biología no es evolucionar, a menos que lo provoquen cambios en el entorno físico o biológico, lo cual es consistente con Darwin”, según Schopf, quien aclara que este descubrimiento no es incompatible con las teorías evolutivas del naturalista inglés ya que el entorno de estos microorganismos no ha cambiado un ápice en 3.000 años. Se trata de un ambiente simple y muy estable.

 

“Si estuvieran en un ambiente que cambió pero estos microorganismo no hubieran evolucionado sí que habría demostrado que nuestra comprensión de la evolución darwiniana fue un grave error. Así, los resultados proporcionan una prueba científica más de la obra de Darwin ya que encaja perfectamente con sus ideas”, concluye Schopf.

 

Etiquetas: biologíaevolución

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar