Descubren por qué la Luna está tan inclinada

Explica por qué vemos un eclipse lunar cada 6 meses en vez de 1 al mes.

Lo conocemos como el “problema de la inclinación lunar” y desde hace tiempo los astrónomos tratan de explicar este ángulo de 5º que presenta la órbita lunar respecto al plano orbital de la Tierra (10 veces más de lo esperado) y que es uno de los motivos por los que vemos eclipses lunares cada seis meses en vez de uno cada mes. La posible resolución al misterio aparece en la revista Nature.

 

Todo empieza con la formación de la Luna. Una de las teorías que más aceptación ha tenido entre la comunidad científica se basa en que nuestro satélite se formó a raíz de los fragmentos expulsados tras la colisión de un monstruoso objeto con la Tierra primitiva. Pero, si así hubiese sucedido, la Luna no habría variado después su órbita. ¿Qué fue lo que pasó entonces?

 

Un equipo de investigadores del Observatorio de la Costa Azul (Francia), Kaveh Pahlevan y Alessandro Morbidelli, han llevado a cabo diversas simulaciones por ordenador para comprender los límites físicos de este evento. “La órbita lunar que observamos actualmente se puede reproducir a partir de la interacción con una pequeña cantidad de masa (aproximadamente de 0,0075 a 0,015 masas terrestres, que pudo acabar incorporándose a la Tierra) transportada por unos pocos cuerpos, de acuerdo con las limitaciones y lo que dicen los modelos”, explican los autores.

 

Sus simulaciones han revelado que la órbita lunar se inclinó, probablemente unas pocas de decenas de millones de años después de su formación, a causa de interacciones gravitacionales con pequeños cuerpos planetarios, que se encontraban en el primitivo sistema solar interior; esto es, la acción gravitatoria de estos objetos planetesimales provocó una cierta inclinación -por el efecto acumulativo de estas interacciones- de la Luna.

 

“Los modelos anteriores sobre el origen de la inclinación de la Luna se basan en procesos complejos que implican una resonancia gravitatoria periódica con el Sol o de la Luna con su disco precursor, en ambos casos con bastantes limitaciones para tener éxito; pero el nuevo mecanismo es más mucho más sencillo”, expone la astrofísica Robin Canup, del Southwest Research Institute (Boulder, EE.UU.), en otro artículo publicado en Nature.

 

Etiquetas: Lunaastronomíaciencia

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar