Descubren los genes de la conducta violenta

¿Por qué la mayoría de crímenes violentos, como la agresión o el asesinato, son cometidos por una minoría de personas que, además, son reincidentes? Para responder a esta pregunta, un grupo de neurocientíficos del Instituto Karolinska, en Suecia, analizaron el ADN de 800 reclusos de Finlandia, y descubrieron que los individuos condenados varias veces por delitos relacionados con la agresividad poseían al menos una de las siguientes variantes genéticas: CDH13 y MAOA.

 

Este último, también conocido como el “gen del guerrero”, controla la producción neurotransmisor llamado dopamina. Si su actividad disminuye, y el portador además consume alcohol, cocaína o anfetaminas, se produce una explosión de dopamina que potencialmente puede llevar a la comisión de delitos violentos.

 

Por su parte, el CDH13 codifica una proteína de la cohesión neuronal que contribuye a las conexiones de las células nerviosas en el cerebro. Las personas con las dos variantes, según los investigadores, tienen hasta 13 más probabilidades de cometer un delito violento.
El estudio también aclara por qué la mayoría de los asesinos en serie son hombres. Como el MAOA está en el cromosoma X, tener un alelo o versión defectuosa del gen tiene remedio en el caso de las mujeres, que cuentan con dos de esos cromosomas. En cambio, los hombres, con un solo cromosoma X, carecerían de repuesto.

Etiquetas: ADNcienciagenética

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar