Descubren la luz más energética jamás observada en una estrella

La estrella de neutrones tiene unos 10 kilómetros de diámetro.

El púlsar del Cangrejo no es sino el cadáver que resta del momento en el que la estrella que creó la Nebulosa del Cangrejo explotó como una supernova. Tiene 1,5 veces la masa del Sol, unos 10 kilómetros de diámetro y gira unas 30 veces por segundo. Además, está rodeada por una región de campo magnético intensísima: 10.000 millones de veces más fuerte que la del Sol. Es el púlsar más poderoso de nuestra galaxia (y es uno de los pocos púlsares detectados en todas las longitudes de onda).

 

Es tan fuerte que domina el movimiento de las cargas de la magnetosfera y las obliga a girar a la misma velocidad. Esta rotación del campo magnético genera intensos campos eléctricos que desgarran los electrones de la superficie, produciendo haces de radiación que recibimos cada vez que el haz atraviesa nuestra línea de visión, como si de un faro cósmico se tratara.

 

Ahora, un equipo de científicos del observatorio MAGIC (Major Atmospheric Gamma-ray Imaging Cherenkov), un instrumento de rayos gamma con base terrestre situado en la isla canaria de La Palma (España) ha descubierto la emisión de radiación más energética jamás detectada de la estrella de neutrones en el centro de la supernova de 1054, que acabamos de nombrar como el púlsar del Cangrejo.

 

Las nuevas observaciones amplían este límite (fotones de radiación) mucho más alto, por encima de las energías TeV (electronvoltio), es decir, varias veces más energía que la medición anterior, violando todos los modelos de la teoría que se consideran en el trabajo en estrellas de neutrones”, explica Roberta Zanin, coautora del estudio.

 

Desde el inicio de la operación del experimento MAGIC en 2004, hemos estado observando intensamente la Nebulosa del Cangrejo y el púlsar del Cangrejo. Gracias a ello revelamos características significativas de este enigmático objeto. MAGIC ha sido diseñado para ser el instrumento más adecuado para realizar este tipo de observaciones”, aclara Razmik Mirzoyan del Instituto Max Planck de Física en Múnich (Alemania).

El estudio ha sido publicado en la revista Astronomy & Astrophysics.

 

Etiquetas: astronomíaenergíaestrellas

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar