Descifran la estructura molecular del 'receptor de la marihuana'

Revelar la configuración de este receptor de la marihuana ayudará a enriquecer el desarrollo de nuevos medicamentos y a comprender mejor sus riesgos.

También te puede interesar: El consumo de marihuana reduce la dopamina en el cerebro

El THC o delta-9-tetrahidrocannabinol, es la principal sustancia psicoactiva que podemos encontrar en la planta de cannabis, responsable de los efectos de esta droga sobre nuestro cerebro. Sin embargo, el mecanismo concreto por el que se produce esta alteración de la mente no están del todo claros.

 

Ahora, un equipo de investigadores de la Universidad del Sur de California (EE.UU.) y del Instituto Nacional de Abuso de Drogas ha reconstruido la imagen más clara hasta la fecha de cómo el THC se une a un receptor cannabinoide específico en el cerebro para producir la asociación con el consumo de marihuana. El receptor específico clave es CB1 (receptor cannabinoide tipo 1), que está presente en la superficie de muchas células nerviosas en el cerebro.

 

La marihuana es la droga ilícita más consumida

El receptor CB1 es el principal objetivo de THC y de los cannabinoides sintéticos, por lo que el equipo de investigación se centró en saber más acerca de la estructura de este receptor y cómo funciona con moléculas específicas. Los científicos sintetizaron la molécula AM6538 y la aplicaron a los receptores CB1, lo que les permitió determinar la estructura del receptor: un mapa de la estructura molecular del “receptor de la marihuana”.

Mediante la creación de un modelo 3D del receptor CB1, el equipo fue capaz de obtener una comprensión más detallada de cómo el THC y los cannabinoides sintéticos funcionan con el receptor para producir sus efectos de alteración mental. Así,
THC se une a los receptores CB1 para producir sus efectos.

 

Ahora que por fin tenemos la estructura de CB1, podemos empezar a entender cómo estos cambios en la estructura de los medicamentos pueden afectar al receptor”, explica Raymond Stevens, líder del trabajo.


Los investigadores afirman que su descubrimiento podría mejorar el desarrollo de nuevos medicamentos derivados de la marihuana, así como ayudar comprender mejor los riesgos de su consumo.

 

El estudio ha sido publicado en la revista Cell.

 

Etiquetas: cerebrodrogasmarihuanasalud

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar