Desarrollan el primer líquido poroso permanente

Podría utilizarse para capturar el dióxido de carbono que se genera en las fábricas y centrales energéticas y evitar que llegue a la atmósfera.

Un equipo de investigadores de distintas instituciones internacionales ha desarrollado un material líquido poroso capaz de absorber grandes cantidades de gas, que queda atrapado en las oquedades que forma la nueva sustancia.

 

Según indican estos expertos en la revista Nature, este avance combina las ventajas de dos compuestos empleados en la industria con este mismo fin, los solventes líquidos y los sólidos porosos. Los primeros se utilizan en mayor medida para retener el dióxido de carbono, ya que los sistemas por los que circulan se pueden integrar más fácilmente en las instalaciones. Los sólidos porosos, por su parte, funcionan mejor como adsorbentes, pero es más complicado implementarlos.

 

“Los materiales porosos, esto es, los que presentan oquedades de forma permanente, son muy importantes para la industria. Se utilizan para muchísimas cosas, por ejemplo, en el procesado de numerosos productos derivados del petróleo, como la elaboración de botellas de plástico.

 

Hasta ahora, este tipo de compuestos eran sólidos”, señala Stuart L. James, uno de los coautores del estudio, de la Facultad de Química e Ingeniería Química de la Universidad de Queen, en Belfast. “Los fluidos convencionales no presentan una porosidad permanente, así que lo que hemos hecho ha sido idear un líquido especial que sí lo hiciera. Para ello, hemos dado forma a las moléculas que lo constituyen, de modo que el líquido no ocupe todo el espacio y forme un agujero.

 

Tras los primeros experimentos averiguamos que muestra interesantes aplicaciones químicas, sobre todo en la disolución de gases”, indica este profesor. Los investigadores que han participado en este proyecto creen que a partir de sus hallazgos podrían idearse nuevos sistemas capaces de atrapar algunos gases de efecto invernadero que se generan en los procesos industriales y almacenarlos antes de que lleguen a la atmósfera.

 

Imagen: Universidad de Queen (Belfast)

Etiquetas: atmósferacienciagases de efecto invernaderoinnovación

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar