Demandan un sistema científico español capaz de ofrecer una salida a la crisis

 
"Nubarrones negros sobre la ciencia española". Es el descriptivo título de un artículo que publican hoy en la revista Science tres investigadores españoles para denunciar que la Estrategia Española de Ciencia y Tecnología para el período 2013-2020 se centra más en la transferencia de tecnología e innovación que en la investigación de calidad, y que con este enfoque se daña de un modo quizás irreversible la ciencia española. "Mejorar la I+D privada es bienvenido, pero redirigir los fondos públicos hacia este sector pone en serio peligro la investigación básica española" afirman los autores.
 
"En el sistema español de innovación, la discordancia entre las necesidades comerciales o sociales y la investigación académica, la falta de masa crítica y el pequeño número de spin-offs académicas dificulta que el conocimiento circule", matizan Luis Santamaría, presidente de la Asociación para el Avance de la Ciencia y la Tecnología en España (AACTE) e investigador del Instituto Mediterráneo de Estudios Avanzados (IMEDEA), Mario Díaz, presidente del Comité Científico de la Sociedad Española de Ornitología
(SEO/BirdLife) e investigador del Museo Nacional de Ciencias Naturales, y Fernando Valladares, presidente de la Asociación Española de Ecología Terrestre (AEET). "Los políticos españoles deberían sacar provecho de los recursos humanos y estructurales construidos durante la última década, pues la innovación efectiva solo llega cuando la investigación aplicada se cimienta sobre las bases de la ciencia básica -de calidad-", concluyen los autores.
 
La publicación de este artículo coincide con la organización en España de actos reivindicativos en defensa de la investigación en España, convocados por el Colectivo Carta por la Ciencia, que lanza esta iniciativa con el convencimiento de que "sólo en el marco de una estrategia consensuada entre gobierno, partidos políticos, agentes sociales y la comunidad científica, podrá diseñarse una salida viable a la crisis que afecta a nuestra sociedad, una salida en la que la ciencia y la tecnología constituyen elementos básicos". "Asistimos al desmantelamiento de un sistema que ha costado décadas crear y a la amenaza del abandono de líneas de investigación y de desarrollo tecnológico que son punteras. Al mismo tiempo, la reducción de nuestras aportaciones a organismos europeos de investigación (CERN, ESA, ESRF) pone en riesgo nuestra participación y nuestra capacidad de retorno de Europa", denuncian. Y plantean una serie de demandas para restablecer el sector de I+D+i español, para evitar que las medidas que se aplican actualmente deriven en "la ruina del sistema científico español y de los recursos humanos e institucionales de que nos hemos dotado a lo largo de los últimos 30 años".

Etiquetas: ciencia

Continúa leyendo

COMENTARIOS

También te puede interesar