Del polvo vienes, agujero negro

Una de las galaxias más extrañas que podemos encontrar en el cielo es la conocida como CR7. Y no porque los científicos descubridores hayan querido con ello homenajear al jugador del Real Madrid Cristiano Ronaldo.

Esta galaxia tiene unos 13.000 millones de años y emite más radiación ultravioleta que otras parecidas y de edad similar. Además posee otra característica extraña: el gas interestelar que contiene parece no poseer elementos como el carbono y el oxígeno, que se crean en el interior de las estrellas masivas y que arrojan al espacio cuando explotan como supernova.

Para explicar esta clamorosa ausencia los astrónomos piensan que posiblemente las estrellas que se están formando son de primera generación, esto es, que el material del cual nacen proviene directamente de la Gran Explosión. Son las primeras estrellas formadas después del estallido que dio origen al universo. Por eso en CR7 no ha habido tiempo para enriquecer el entorno galáctico con elementos pesados gracias a las explosiones de supernova.

Y lo más interesante, tampoco se han podido formar agujeros negros, que es uno de los restos posibles que quedan de una estrella tras estallar. Y eso es lo extraordinario porque si la emisión detectada proviene de un agujero negro estaríamos ante el primer 'colapso directo' conocido, o lo que es lo mismo, que el agujero negro se ha formado directamente a partir del gas y polvo interestelar. Esta solución, además, proporciona argumentos para resolver uno de los enigmas de la astrofísica: cómo aparecieron los superagujeros negros en el centro de las galaxias.

Etiquetas: agujeros negrosastronomíagalaxias

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar