De las estrellas a la vida

¿Cuáles fueron los pasos previos a la aparición de vida sobre un planeta? ¿Dónde se formaron las primera moléculas orgánicas necesarias para la vida?

A principios de la historia de nuestra Galaxia, pocos cientos de millones de años después de su aparición, las primeras estrellas más pesadas terminaron sus días con una impresionante deflagración: la explosión de supernova. Al hacerlo, expulsaron al espacio su contenido enriqueciendo el medio interestelar con el material sintetizado en su interior: carbono, oxígeno, nitrógeno, hierro...

Con el oxígeno y el carbono se formó el monóxido de carbono, la molécula de dos átomos más abundante del Universo. Una pequeña cantidad del oxígeno, del orden del 0,5%, acabó formando vapor de agua, la molécula triatómica que más abunda en el Universo; el agua se encuentra en todos los rincones del Cosmos.

A medida que la temperatura descendió, los óxidos metálicos formaron silicatos y condensaron en granos sólidos ultramicroscópicos que el vapor de agua recubrió formando una costra de hielo. Acababa de aparecer, por primera vez en la historia del Universo, la materia sólida.

En este entorno la primera molécula triatómica que se formó fue el ácido cianhídrico (HCN). Mientras, del carbono y el hidrógeno aparecieron los hidrocarburos poliaromáticos (PAH). El Universo daba sus primeros pasos hacia la Vida.
Pero las clásicas reacciones químicas no pueden suceder en el severo frío interestelar. En su lugar se dieron reacciones inusuales, que únicamente se dan cerca del cero absoluto. ¿Dónde aparecieron las moléculas complejas? Todo sucedió en el interior de las nebulosas más densas, donde las moléculas más abundantes son la de hidrógeno y el dióxido de carbono. En su interior hemos descubierto más de un centenar de moléculas diferentes, de las cuales las dos terceras partes son orgánicas.

Curiosamente, es en la superficie de los granos de polvo de estas nubes donde se producen la mayoría de las reacciones: las moléculas se adhieren y permanecen en ellos el tiempo suficiente para que se combinen entre sí. Es por eso que las moléculas prebióticas, las moléculas necesarias para la aparición de la vida, existen en abundancia en el espacio. Entre las más cruciales se encuentran el agua, el formaldehído (H2CO) y el ácido cianhídrico, muy abundantes en nuestra Galaxia y, presumiblemente, en todo el Universo.

La ruta evolutiva que lleva a la vida parece que escogió un camino con el mínimo número de obstáculos y los materiales de construcción más abundantes accesibles.

Etiquetas: astronomíaestrellasplanetas

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar