Crean un velcro de oro para atrapar moléculas

Científicos españoles han creado un "velcro molecular" que, por un lado, se adhiere al oro y, por otro, atrapa moléculas como hormonas y virus casi al instante, frente a otros métodos que requieren horas. El dispositivo es aplicable a análisis clínicos, detección de infecciones y controles de calidad en la industria farmacéutica.

Investigadores del grupo Inmunogenética de la Universidad de Jaén, junto con la empresaTharsis Biomed y el grupo de Nanobiosensores y aplicaciones analíticas del Centro de investigación de nanociencia y nanotecnología (CSIC) de Barcelona, han implementado un biosensor basado en una plancha de oro sobre la que se aplica una proteína que permite capturar anticuerpos de forma ordenada. Los anticuerpos son moléculas que identifican las sustancias extrañas y microorganismos que invaden el organismo. Esta capacidad de detección de moléculas como virus u hormonas es la que utilizan los chips desarrollados por los investigadores jienenses. “Si utilizamos un símil, nuestro sensor es un velcro molecular: por un lado se adhiere a la plancha de oro y por otro permite capturar anticuerpos de forma ordenada”, según ha explicado a la Fundación Descubre el investigador de la Universidad de Jaén, Antonio Caruz.

Esa orientación ordenada de los anticuerpos es, precisamente, una de las innovaciones del dispositivo. Las moléculas se colocan mirando hacia arriba, en la misma dirección, una característica que aumenta la sensibilidad y precisión del sensor. Los sensores están desarrollados para detectar en escasos segundos sustancias como hormonas del crecimiento o virus en la sangre. Cuando las localizan se produce un cambio del patrón de la luz del sensor, lo que indica que ha descubierto esa proteína o virus. La celeridad es una de las principales ventajas del biosensor, que supera los métodos tradicionales utilizados actualmente denominados test ELISA y que requieren varias horas para el análisis. “ELISA conlleva añadir suero, esperar a que reaccione, lavar, revelar y leer los resultados, mientras que nuestro método es instantáneo. Salvando las distancias y, siguiendo un símil fotográfico, ELISA se asimilaría al revelado de la fotografía analógica y el nuestro al de las actuales cámaras digitales”, aclara Caruz, que ha dado a conocer el trabajo en la revista Analyst.

La utilización de proteínas con capacidad de unirse al oro lo hace más efectivo. Además, este metal no sufre desgaste, lo que conlleva una posterior reciclaje de soporte que se puede usar en múltiples ocasiones, ahorrando costes.


SUBIR
Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, recopilar información estadística de tu navegación y mostrarte contenidos y publicidad relacionados con tus preferencias. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.