Compramos con la oreja

Compramos con la orejaEl nombre de un producto puede afectar a nuestra decisión de comprarlo o no, según revela un reciente estudio publicado en la revista Journal of Consumer Research.

Los autores del artículo explican que son muchos los lingüistas que defienden que existe una correspondencia entre sonidos y significados (simbolismo sonoro). En concreto, parece que los seres humanos asociamos las vocales anteriores (i, e) con características como pequeño, largo, rápido y afilado; mientras que las vocales posteriores (o, u, a) representan lo grande, lento y redondo. Esto influye en los consumidores, que según revelan los experimentos estarían más dispuestos a comprar un cuchillo llamado Millen que otro llamado Mallen. Por el contrario, si se trata de un martillo, el mayor éxito de ventas sería para Mallen. Conocer este dato, aseguran, podría marcar la diferencia entre el éxito o el fracaso en el lanzamiento de una nueva marca.

Etiquetas: cerebro

Continúa leyendo

COMENTARIOS

También te puede interesar