Aletas con sentido del tacto

Algunos peces utilizan sus aletas pectorales para obtener información del entorno a través del tacto, más o menos como hacemos los humanos con los dedos.

Un equipo de investigadores de la Universidad de Chicago ha identificado en las aletas pectorales de algunos peces unas redes de neuronas que funcionan como detectores especialmente sensibles al tacto

“Fue una auténtica sorpresa comprobar que, al igual que la piel de los mamíferos, las aletas de ciertos peces pueden detectar cambios en la presión y movimientos sutiles”, señala Adam R. Hardy, uno de los responsables del hallazgo, del Departamento de Anatomía y Biología del Organismo de la citada institución estadounidense.

Hasta hora, se sabía que un tipo de células especializadas en las aletas enviaban información al cerebro de estos animales sobre la posición de las mismas. En este ensayo, sin embargo, se expone que en las extremidades de ciertas especies, en concreto de las del pez gato Pimelodus pictus,  que vive en el Amazonas y el Orinoco, existen neuronas que responden al contacto y aportan datos sobre el grado de presión. 

Esta adaptación, según los investigadores, les permite vivir en entornos con muy poca luz y controlar con precisión sus aletas. La cuestión, ahora, es dilucidar si otros peces también la han desarrollado. En un estudio publicado en la revista Proceedings of the Royal Society B, estos expertos indican que este descubrimiento permitirá arrojar algo de luz sobre la evolución de este sentido y, en el futuro, inspirará nuevos avances en robótica submarina.

Imagen: Adam R. Hardy / Universidad de Chicago 

Etiquetas: animalescerebroneuronasrobótica

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar