7 aportaciones 'Made in Spain' a la misión Exomars

La primera sonda ExoMars de la ESA ya vuela hacia Marte, adonde llegará dentro de siete meses cargada de tecnología española.

La nave despegó el pasado 14 de marzo desde el cosmódromo de Baikonur, ubicado en Kazajistán pero gestionado por Rusia, que participa en el proyecto a través de su agencia espacial. Uno de sus objetivos es analizar la atmósfera marciana en busca de gases de posible origen biológico, como el metano. Esta tarea corresponderá a uno de los dos ingenios de la misión: el orbitador Trace Gas Orbiter (TGO). 

El otro es el módulo de aterrizaje Schiaparelli, bautizado así en honor del astrónomo italiano del siglo XIX Giovanni Schiaparelli, gran observador de Marte. Su trabajo será estudiar las zonas donde podría amartizar el róver que la Agencia Espacial Europea (ESA) lanzará en 2018 en la segunda parte de esta misión, además de probar las tecnologías ideadas para que este futuro vehículo se pose sin problemas. 

Tecnología española de altura

El programa ExoMars tiene un coste de 1.300 millones de euros, de los que la industria espacial española aporta un 7 %. Además, siete empresas de nuestro país o con filiales en él han contribuido con diversos elementos clave del vehículo. 

Así, el escudo térmico del módulo de aterrizaje Schiaparelli ha sido creado por Airbus DS en sus instalaciones de Barajas (Madrid). Este componente protegerá al vehículo en su entrada en la atmósfera marciana. Otro punto fundamental es asegurar un amartizaje seguro: la firma GMV ha trabajado en el software responsable de controlar la entrada en el planeta rojo y desplegar los paracaídas y la estructura deformable que absorberá el impacto con el suelo.

Crisa, compañía de Airbus con sede en Tres Cantos (Madrid), se ha encargado de la Unidad de Almacenamiento y Procesado de Datos que permitirá la transmisión y almacenamiento de información del proyecto. Muchos de los mecanismos y estructuras del módulo de amartizaje han corrido de la cuenta de la empresa española SENER, y Thales Alenia Space España ha participado en la creación del sistema de comunicaciones del TGO. 

Por su parte, Elecnor Deimos lidera el diseño y análisis de la misión end-to-end; es decir, la definición óptima de la trayectoria de los vehículos desde el lanzamiento hasta la llegada y amartizaje. Para terminar, Rymsa Espacio, con sede en Arganda del Rey (Madrid), ha aportado tres antenas para la comunicación entre la nave y la Tierra y la que haya entre los dos componentes de la misión. 

Si todo va bien, la ExoMars completará su trayecto el próximo mes de octubre y comenzará a recopilar datos esenciales para la exploración del planeta rojo.    

Imagen: ESA – B. Bethge

Etiquetas: Martecienciaplaneta rojo

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar