2014, Año Internacional de la Cristalografía

La cristalografía, según el diccionario de la Real Academia Española es la “descripción de las formas que toman los cuerpos al cristalizar”. Sin embargo es mucho más que eso. Se trata de una ciencia fundamental en la química, la física, la biología, la mineralogía, etcétera. De hecho, debido a su importancia, la Unesco acaba de nombrar 2014 como Año Internacional de la Cristalografía.

 

La cristalografía no son solo las espectaculares cuevas llenas de cristales, las preciosas y brillantes geodas que decoran nuestro salón, o los caros diamantes engarzados en anillos y collares. La cristalografía nos rodea en el día a día. Como apuntan desde la Unesco, “desde el mismo momento en que nos levantamos, y con cada paso que damos, hay cristales a nuestro alrededor. Nos encontramos cristales como componentes de la pasta de dientes, como granos de azúcar o formando la estructura de una cáscara de huevo, aportando de este modo sus propiedades mecánicas. Los cristales están también en las pantallas de cristal líquido de los despertadores, en nuestros teléfonos móviles y en las pantallas de nuestros ordenadores. Los cristales se encuentran también en los convertidores catalíticos que de los coches, en la nieve del exterior o en los alimentos congelados en nuestra nevera. Los cristales están, literalmente, en todas partes en nuestra vida cotidiana”. Y razón no les falta.

 

Pero es que además, son esenciales para el desarrollo de nuevas tecnologías cómo los láseres o los dispositivos táctiles y la mejora farmacológica. De hecho, cada medicamento debe ser cristalizado para asegurar su pureza, verificar su funcionalidad y mejorar su eficiencia. “gracias a la cristalografía existen nuevos métodos que permiten visualizar mejor la disposición espacial de los átomos y moléculas y utilizar dicho conocimiento para  comprender cómo trabajan las drogas y cómo mejorarlas” apuntan desde el sitio oficial de la Unesco.

 

Como ha explicado la directora general de la Unesco, Irina Bokova, en la presentación del Año Internacional de la Cristalografía, "la innovación científica necesita cristalografía", destacando que "la comprensión de las formas básicas de la materia" permite la mejora en múltiples aspectos científicos y de nuestra vida. De hecho, según la propia organización, “nuestro compromiso para el 2014 es explicarle al mundo la enorme contribución que la cristalografía hace a la sociedad”.

 

En España la mayor parte de los cristalógrafos que desarrollan su investigación están asociados al denominado Grupo Especializado de Cristalografía y Crecimiento Cristalino (GE3C), que es un grupo asociado a la Real Sociedad Española de Química. Del mismo modo, los cristalógrafos europeos se asocian en la denominada Asociación Cristalográfica Europea (European Crystallographic Association, ECA).

 

Etiquetas: cienciafísicaquímica

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar